NOTA DE PRENSA: JOSÉ TOLA EN TRUJILLO

Hace más de 30 años nuestra ciudad fue sede pionera en albergar las dos primeras bienales de arte de las que se tenga noción en la historia de la plástica peruana. Ambas bienales concitaron la saludable atención nacional de una venerable  generación de artistas plásticos de toda la nación. Estos fabulosos encuentros ensalzaron a Trujillo, por ejemplo, con la participación activa de pintores tales como Pedro Azabache, Tilsa Tsuchiya, Jorge Vinatea, etc. en actividades que la consolidaron a como un eje catalizador de cultura viva.

Un acontecimiento sin precedentes se cocina en la mente del presidente y gestor cultural de la Asociación de Promoción Cultural Ayllu. Marco Neyra Luzuriaga, líder de una institución independiente nacida hace 5 años para bregar con la modorra administrativa, la burocracia interactiva y la desidia operativa de los llamados gestores culturales de nuestra percudida ciudad. Por inédita vez en Trujillo, este discreto gestor cultural planea meticulosamente, de manera encarnizada y sin miramientos la organización, elaboración y fructífera ejecución de la I muestra pictográfica del artista plástico José Tola.

Tola es uno de los pocos representantes plásticos que estamparon su firma en las bienales de arte de las que nuestra ciudad fue coqueta protagonista. Sus obras son patrimonio exclusivo de una exclusiva galería de la capital. Un personaje que casi nunca expone su producción al interior de nuestro país, sino en el mundo a través de su marchand. Falta de infraestructura, de presupuesto, de compromiso con la empresa privada son apenas algunos factores que impiden, para quienes no vivimos en Lima, de aproximarnos a su exultante labor en persona.

Hay que jugar con la imaginación, entonces, para idear con total convicción que una empresa de semejante calibre tenga real asidero de realización en las provincias de nuestro país. O cuestionar a las autoridades locales, atornilladas en los cargos de poder cómo es que Trujillo, considerada remotamente la capital de la Patria se haya estancado culturalmente y sean sus pares en el sur: Cusco y Arequipa los nuevos entes ejecutores de producción artística nacional y foránea. ¿Es comprensible que sean los otros quienes nos lleven la delantera en gestión para el desarrollo?

Por eso es absolutamente meritorio que una Asociación Cultural como Ayllu, desde su nacimiento, busque con desmesurado brío, consolidar una agenda descentralizada de actividades que contribuyen a reforzar integralmente la desnutrida oferta cultural que nuestra ciudad ofrece. Porque Tola viene además de presentar su obra, a departir con la comunidad trujillana sus impresiones de vida. A impartir gratuitamente talleres de arte. Tola viene a descuadrarte como aquella entidad educativa que luego de pretender apoyarnos en la organización, se desentendió por completo.

Gracias a nuestro infatigable líder ejecutor, Marco Neyra, quien suscita la malsana atención en quienes recelan de su determinación por cumplir estos nobles objetivos. Esta es la segunda vez que la Asociación Cultural Ayllu se arroba el derecho de presentar a Tola en provincia. La primera vez ocurrió al pie de los nevados, en Cusco el año pasado. La mesa estará servida el 8 de noviembre, día de la inauguración de la obra de Tola en la Casona Orbegoso. A deleitarse con semejante banquete visual. Cuidado con atragantarse.

Ivanova Carvajal J.

Trujillo Noviembre del 2013

AGRADECIMIENTOS :

SEDALIB

PARQUE ETERNO.